¿Cómo afrontar las etapas del duelo?

El duelo se define como  un estado emocional ante la pérdida de algo que es muy importante para nosotros. Puede ser la muerte de un ser querido, la ruptura de una relación, la pérdida de un trabajo o una enfermedad crónica.

La pérdida de un ser querido es una de los acontecimientos más dolorosos que podemos experimentar. Sin embargo, podemos sobrellevar de distintas maneras, formas de vivir este proceso de duelo.

etapas del duelo

Según la psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross el duelo se divide en 5 fases.

  1. Fase de Negación: Negarse a sí mismo que ha ocurrido la pérdida.
  2. Fase de Enojo, Indiferencia o Ira: Estado de descontento por no poder evitar la pérdida que sucede. Se buscan razones causales y culpabilidad.
  3. Fase de Dolor Emocional (o depresión): Se experimenta tristeza por la pérdida. Pueden llegar a sucederse episodios depresivos que deberían ceder con el tiempo.
  4. Fase de Aceptación: Se asume que la pérdida es inevitable. Supone un cambio de visión de la situación sin la pérdida; siempre teniendo en cuenta que no es lo mismo aceptar que olvidar. 
  5. Aprendizaje:  Las personas que llegan a esta ETAPA suelen conquistar en su interior, por fin, un remanso de paz. 

La depresión es la etapa más difícil en este proceso. Se debe evitar a toda costa quedarnos estancados en esta etapa. Siempre después de la tormenta viene la calma. Cuando llegamos a la aceptación podemos ver la realidad con otros ojos. Finalmente el aprendizaje nos llega para cerrar este ciclo.

Cada persona lleva su propio proceso de duelo, que puede ser diferente al de los demás. Depende mucho de nuestra inteligencia emocional y la manera de cómo percibimos la vida. El tiempo de duelo es indefinido. Siempre recordaremos a esa persona querida, sobretodo en fechas especiales. Lo importante es no caer nuevamente en un estado de depresión o tristeza profunda. Es importante rodearnos de personas que pueden ser de apoyo en momentos difíciles y en muchos casos es necesario buscar de  ayuda profesional.

¿Cómo superar el duelo?

  • Evita encontrar apoyo por medio de drogas, alcohol, la comida, o el trabajo.
  • Date tiempo.
  • Habla con otras personas.
  • Autocuidado. 
  • Retoma tus hobbies o realiza ejercicios.
  • Únete a un grupo de apoyo o consejería.
  • No realices cambios radicales en tu estilo de vida.
  • Cultiva tu autoestima y confianza en tí mismo.
  • Busca de Dios.

Para los cristianos la muerte  no es el fin, sino que por el contrario es el principio de la verdadera vida, la vida eterna. Los creyentes encuentran la sanidad emocional y el alivio del dolor en la fe. Esto no evita que sintamos tristeza pero nos brinda la certeza y convicción que nuestros seres queridos pasaron a una mejor vida. Nos da esperanza y paz en nuestros corazones.

“La Vida se nos ha dado para buscar a Dios, la muerte para encontrarlo, la eternidad para poseerlo”.duelo.jpg

-Rossana

 

La independencia en los niños

in2Es normal que todos los padres quieran apoyar a sus hijos pero esto no quiere decir que tengamos que caer en la sobreprotección. Todo lo contrario, debemos promover su independencia y autonomía en todo momento.

Educar niños independientes no es tarea fácil, requiere de mucha constancia y sobretodo paciencia. La constancia significa que tenemos que ser perseverantes y determinados en enseñarles a nuestros hijos que son capaces de hacer las cosas por ellos mismos y que siempre pueden contar con nuestro apoyo.

Un niño independiente confía en sí mismo, tiene una buena autoestima y es capaz de lograr lo que se proponga. En nosotros esta la formula para educar niños independientes o sobreprotegidos. La sobreprotección es un gran error que dificulta el aprendizaje de los niños. Los hace inseguros, temerosos y muchas veces no son capaces de tomar sus propias decisiones.

inde

Debemos recordar que no todos los niños son iguales y que se desarrollan a ritmos diferentes, pero todos pueden lograr alcanzar autonomía en sus vidas. La independencia les permite crecer y sentirse felices de poder realizar sus actividades sin ayuda. Se sienten “niños grandes”.  Si los niños están en la etapa que les dicen “ yo solito o yo puedo solo”  aprovechemos ese momento para motivarlos y elogiarlos por sus logros.

Desde temprana edad debemos enseñarles a ser responsables y darles cierto grado de libertad que le permitan desarrollar esa independencia que tanto añoramos los padres. La independencia se va adquiriendo con las actividades cotidianas como  recoger los juguetes, quitarse y ponerse los zapatos, abrocharse y desabrocharse la ropa,  ir al baño y comer solos. Cuando están más grandes ya son capaces de realizar sus tareas con mayor facilidad.

Los Beneficios de fomentar la independencia

  • Buena autoestima.
  • Seguridad y confianza.
  • Sentido de responsabilidad y respeto.
  • Estimula la creatividad.
  • Desarrollo cognitivo, social y emocionalross

Adquirir independencia es un proceso. Debemos conocer a nuestros hijos y  saber cuales son sus debilidades y fortalezas. Es importante que nos tomemos el tiempo de enseñarles hacer las cosas con amor, entusiasmo y sin miedo al error.

Recordemos que todo lo que se enseña se aprende y si queremos que nuestros hijos aprendan a ser independientes debemos darles todas las herramientas que estén a nuestro alcance.

Rossana

 

¿Cómo responder a las preguntas de los niños?

preguntas-sobre-su-origen-520x192

Los niños en la medida que van creciendo y explorando su mundo alrededor, van adquiriendo conocimientos y al mismo tiempo surgen interrogantes que abren la puerta a la curiosidad.

Los niños preguntan para aprender y qué mejor manera de aprender siendo los padres los que respondan a sus dudas. Al realizar preguntas van conociendo el mundo, el porqué de las cosas y les sirve para adquirir vocabulario. Preguntar es parte del proceso de desarrollo del niño y beneficia en gran manera su desarrollo cognitivo.

Las preguntas son una forma de expresión que tienen los niños para comunicarse y entablar una conversación. Las frases “¿que es eso?” “¿Porque?” Nos suenan un tanto familiar? Claro que si. Son las frases más comunes que escuchamos en nuestros pequeños y detrás de ellas hay un mundo de aprendizaje.

Que debemos hacer cuando un niño pregunta? Siempre responder! Es importante dar respuestas claras y acorde a la edad del niño. Nada rebuscado, simplemente la realidad en frases que puedan entender. Debemos decirles la verdad para que puedan confiar en nosotros y sentirse seguros.

Y qué pasa si no sabemos la respuesta? Simplemente decirles que no sabemos pero que juntos podemos encontrar la respuesta. De esta manera les enseñamos que los adultos no siempre tienen la respuesta a todo y que parte del aprendizaje está en investigar, conocer y explorar.

En ocasiones nos podemos abrumar con tantas preguntas pero debemos tener paciencia y responder de buena manera, con actitud positiva y dándoles la pauta para que ellos mismos razonen y desarrollen su pensamiento crítico.

Cuando nuestros hijos nos pregunten sintámonos dichosos de ese momento ya que les permite crear una conexión directa. Los niños al ser atendidos por sus padres se sienten escuchados y amados. Esto les crea seguridad y una autoestima alta.

Como adultos podemos utilizar medios como los libros, videos, cuentos, la música y el arte para complementar la respuesta que le daremos a un niño. De esta manera les damos una herramienta más donde ellos puedan expresarse y encontrar las respuestas correctas.

Esta etapa de los niños es fascinante ya que promueve grandes oportunidades de aprendizaje. Los padres deben aprovechar esos momentos para relacionarse con los hijos y enseñarles cosas nuevas.

Las 5 claves para responder a nuestros hijos.

  1. Escucharlos.
  2. Siempre responderles.
  3. Decir la verdad.
  4. Buscar las respuestas juntos.
  5. Ser claros y precisos. Sin responder de más.

Si los niños desde pequeños sienten la confianza de preguntar nos evitaremos muchos conflictos ya que cuando van creciendo y sobretodo en la adolescencia las preguntas que surgen son más complejas.  Si creamos un hábito de comunicación asertiva los niños no tendrán miedo a decir la verdad, a preguntar, a decir lo que sienten y piensan. De esta manera educamos a niños seguros, creativos, inteligentes y sobretodo amados y escuchados.

ross

¿Cómo ayudar a nuestros hijos con las tareas?

tareas_02a15hb7

El éxito de nuestros hijos no solo depende de la escuela, depende de qué tan involucrado estamos los padres en el aprendizaje de los hijos. Muchas veces como padres nos preguntamos cómo podemos ayudar a nuestros hijos con el cumplimiento de las tareas sin que se convierta en un momento hostil y perdamos la paciencia. A todo esto sumemosle la falta de tiempo por el trabajo o si las tareas son en otro idioma.

A la mayoría de los padres les resulta  difícil lograr que sus hijos hagan las tareas. Esto provoca grandes discusiones. El tema de la tarea resulta una de las principales causas de tensión entre padres e hijos.

El propósito de la tarea escolar es reforzar lo que los niños han aprendido en la escuela y crear hábitos de estudio. Debemos convertirnos en apoyo para nuestros hijos y mostrar una actitud positiva antes los deberes escolares.

Ayudar a los hijos con las tareas no quiere decir que se las hagamos. Todo lo contrario, podemos revisar y explicar pero nunca hacerlas por ellos. Una opción es contratar a un tutor en caso que se nos dificulte apoyarlos. Debemos hacer énfasis en lo importante que es ser responsable y cumplir con los deberes de la mejor manera posible.

5 Consejos prácticos para ayudar con la tarea:

  • Lugar. Disponer de un lugar cómodo y agradable. Un lugar claro y limpio donde el niño pueda realizar sus tareas es fundamental. Puede ser en el comedor o un escritorio en el cuarto, siempre y cuando no existan distracciones.
  • Tiempo. Al igual que en la escuela los horarios y rutinas benefician en gran manera a los niños. Debemos continuar con esta estructura en casa para aprovechar al máximo el tiempo y evitar que las tareas sean aburridas y agotadoras. Una buena hora para realizar las tareas es después de la merienda.
  • Evita distracciones. Debemos de tener la televisión apagada y juguetes fuera del alcance de los niños.
  • Materiales.  Los niños tienen que contar siempre con papel y lápiz. Con tiempo debemos comprar materiales para evitar que tengan una excusa para no cumplir con la tarea.
  • Estímulos Positivos. Motivar a los hijos y elogiarlos por sus esfuerzos. Es necesario que sientan que estamos orgullos de ellos.Audar-a-los-niños-a-hacer-los-deberes-700x466

Al estar pendientes de nuestros hijos les garantizamos que nos importan y sobretodo les enseñamos a ser responsables. La tarea no es algo negociable, ellos tienen que cumplir con sus obligaciones. Si un día dejamos pasar que no hagan la tarea ellos tomarán una actitud negativa y será muy difícil crearles un hábito de estudio. Debemos ser constantes en nuestras enseñanzas y tomarnos el tiempo de estar con nuestros hijos. Ser padres presentes es la mejor manera de apoyarlos.

¡Que la tarea se convierta en un momento agradable depende de nosotros!

Rossana

Educar a los niños en el “Yo Puedo”

¿Tienen idea del impacto que tienen las palabras en la vida de nuestros hijos? Con una palabra los podemos marcar para el resto de sus vidas. Las palabras que usamos dice mucho sobre nuestra actitud y nuestra actitud lo es todo.

¿Han escuchado en sus hijos la frase “No puedo” constantemente? Esta frase tiene un gran significado y la respuesta que le demos puede influir para bien o para mal.  Para poder entender porque los niños muchas veces se sienten incapaz de realizar una tarea, deber u obligación primeramente debemos adaptar nuestro lenguaje y perspectiva.

medio_ambiente_consejos

Es muy importante la respuesta que recibe el niño a cambio de este comportamiento. Si el niño te dice “No puedo” y nuestra respuesta es ayudarlo inmediatamente, le estamos afirmando que no tienen la capacidad. Es normal como padres sentir el impulso de ayudarlos pero tiene más valor empoderar a los niños para que sientan que pueden superar retos y que son capaces. La respuesta ideal ante esta situación es decirle “Si puedes solo debes intentarlo”.

Los niños son astutos y pueden utilizar el “No puedo” para su conveniencia. Si logran conseguir que los ayudemos todo el tiempo, no aprenderán a esforzarse y de esta manera lo que estamos ocasionando es un mal mayor. La dependencia provoca fracaso, es por eso que debemos tener cuidado cuando ayudar a nuestros hijos. Es importante darles seguridad y palabras de ánimo. Los niños tienen que escuchar de nuestra boca que confiamos en ellos, que nos sentimos orgullosos y que sobretodo los amamos sin importar cuales sean sus debilidades.

Existe un enorme miedo al fracaso y debemos animarles a que enfrenten situaciones difíciles para lograr interiorizar que pueden vencer obstáculos y controlar los resultados.

Nuestro trabajo, como padres  es eliminar la dependencia y hacerlos sentir que pueden hacer la mayoría de sus actividades.

“El no puedo” muchas veces es consecuencia de baja autoestima, frustración y dependencia. Debemos brindarle a nuestros hijos un ambiente seguro donde se sientan capaz de equivocarse sin sentir miedo. La manera de cómo educamos a nuestros hijos nos permite formarlos como personas fuertes y seguras de sí mismas. La autoestima en los niños  es el resultado de varios factores, pero principalmente de la relación que existe entre la conducta del niño y el medio ambiente familiar y social que lo rodea.

Nuestras expectativas deben ser realista. No podemos pedirles cosas más allá de sus capacidades y mucho menos compararlos con los demás. Si estamos claros de quienes son nuestros hijos con sus defectos y virtudes les estamos proveyendo de la mejor enseñanza para la vida. El “no puedo” debe ser sustituido por palabras de afirmación, palabras donde le digamos a nuestros hijos que tienen el poder para realizar todo lo que se proponen siempre y cuando se esfuercen y sean constantes.

ninonarciso-pew

Debemos recordar que nuestra propia autoestima es determinante para desarrollar la autoestima de nuestros hijos. Cuidemos nuestras palabras y seamos ejemplo en todo momento.

Rossana

Las habilidades sociales en los niños.

taller-ninos

Un aspecto muy importante en la educación de nuestros hijos es el desarrollo de las habilidades sociales. Las habilidades sociales son las herramientas de comunicación que utilizamos para relacionarnos con las demás personas de forma eficaz y saludable.

Las habilidades sociales se aprenden y desarrollan a lo largo del proceso de socialización, como resultado de la interacción con otras personas. Los niños están en constante aprendizaje y debemos darles un buen ejemplo en cosas tan sencillas como saludar, ser cortez, dar las gracias y aprender a escuchar a los demás.  

Las primeras habilidades sociales se aprenden en la casa en un entorno más cerrado luego en la escuela los niños van adquiriendo habilidades sociales más complejas como compartir con los demás, tomar turno y resolver conflictos. En la edad adulta son necesarias las habilidades sociales para poder obtener una vida exitosa tanto en lo personal como lo profesional. Las personas que tienen la capacidad de trabajar en equipo y son sociables tendrán más oportunidades en la vida.

Las capacidades que forman las habilidades sociales son la resolución de conflictos, autocontrol emocional, asertividad, comunicación, cooperación y empatía. La falta de estas capacidades puede generar diferentes problemáticas de aislamiento social, patrones disfuncionales de interacción, falta de comunicación, agresividad y comportamientos violentos.

Como podemos ayudar a nuestros hijos a desarrollar las habilidades sociales?

  1. Cuidar el autoestima de los niños.
  2. Transmitir valores éticos y morales.
  3. Ser ejemplo para ellos y modelo a seguir.
  4. Conversar siempre con ellos y brindarles tiempo de calidad.
  5. Exponerlos a un ambiente de relaciones sociales, ya sea actividades extracurriculares o familiares.

Las relaciones sociales influyen en el autoestima y son necesarias para el desarrollo integral de las personas. La persona se desarrolla y aprende en interacción con los demás.

Educar en valores es fundamental para desarrollar las habilidades sociales. Otra manera de  aprender estas habilidades sociales es a través de la observación, de la imitación y el juego. Los padres tienen la responsabilidad de corregir los comportamientos inadecuados y modelar los buenos comportamientos.

– Rossana

Castigos vrs Diálogo

Para escribir este artículo consulté con una psicóloga clínica y máster en educación. Después de una larga conversación llegamos a la  siguiente conclusión. El castigo no modifica la conducta de un niño o joven. El castigo crea miedo, humillación, baja autoestima, sumisión, retraimiento, ansiedad, frustración, inseguridad, resentimiento y hasta violencia. Si lograramos medir en una balanza los pro y contras de los castigos nos daríamos cuenta que producen más aspectos negativos que positivos.

thinkstockphotos78453752.jpg.CROP.promo-xlarge2

Si queremos educar niños seguros, con criterio y con valores debemos enseñarles desde pequeños la importancia de la motivación intrínseca que es lo que nos impulsa a hacer las cosas por el simple hecho que nos hace sentir bien y no por presiones externas como el castigo o la recompensa. Es ahí el detalle, con los castigos los niños dejan de comportarse de tal manera o dejan de hacer algo porque se sienten amenazados. ¿Esto realmente educa?

Al evitar los castigos no quiere decir que lo niños no tendrán estructura y rutina en el hogar. Como adultos debemos proporcionar límites y crear vínculos afectivos con nuestros hijos. La mejor manera de educar a nuestros hijos es siendo ejemplo, negociar con ellos cuando sea necesario, darles responsabilidades y libertad para que experimenten las  consecuencias de un mal comportamiento y así aprender de ellas.

Como adultos debemos aprovecharnos de cada situación para enseñar, explicar y dialogar. Es aquí donde entra en juego el diálogo asertivo donde les brindamos herramientas a nuestros hijos para reflexionar e interiorizar sobre el mal comportamiento y proporcionar alternativas para mejorar. No podemos esperar que un niño logre comprender que algo está mal sin una guía o referencia. El diálogo se debe convertir en una herramienta de intervención. Donde nuestros hijos se sientan amados, escuchados, comprendidos para luego modificar sus conductas de una manera natural, espontánea y progresiva.

padre-e-hijo

Los más grandes inventores de la historia tuvieron que pasar por un proceso de prueba y error. En dicho proceso tuvieron que observar, aplicar variables, crear hipótesis y probar mil veces hasta llegar al resultado final.  Este ejemplo lo podemos trasladar a la educación de nuestros hijos donde tienen que experimentar y equivocarse para lograr aprender. Al castigar al niño por un mal comportamiento lo único que logramos es maquillar el momento o tapar el sol con un dedo pero no hay una verdadera enseñanza. Los castigos son la forma más fácil y errónea que tenemos los padres para esquivarnos del problema. Muchas veces por falta de tiempo o prioridad utilizamos el castigo como medida de crianza. En este momento nos convertimos en dictadores, autoritarios y violamos la dignidad de nuestros hijos. Es más fácil castigar, amenazar e imponernos que dialogar, explicar y llegar a acuerdos. Debemos aceptar a nuestros hijos con sus fortalezas y debilidades. No podemos quemarles etapas. Los niños por naturaleza son curiosos, creativos, imaginativos, expresivos y sobretodo son únicos e irrepetibles, aprenden de manera diferente y en ritmos diferentes.

kids-friendship-696x464

El aprendizaje significativo es aquel que parte de la experiencia y produce un cambio cognitivo. Y más importante aún ,el  aprendizaje que produce una relación basada en el amor, el respeto y la empatía perdurará para toda la vida.

Rossana Morice