Una mamá Integral

Ser mamá es la mayor bendición que podemos tener las mujeres. Requiere de mucho amor, entrega y sacrificio. Una mamá integral es aquella que se entrega sin pedir nada a cambio y encuentra el balance perfecto entre ser mamá y ser mujer. Muchas veces nos olvidamos de nosotras mismas y nos ponemos de último lugar en nuestra escala de prioridades. ¡Grave error!

En mi experiencia como mamá de dos, me he dado cuenta que la estabilidad emocional de los hijos depende en gran parte en cómo nos sentimos. Por eso se dice que la mamá es el motor de la familia. Si el motor de un vehículo no funciona, el resto del vehículo se apaga y queda fuera de servicio. De igual manera sucede con nosotras. No nos sintamos mal por dedicarnos una hora al día. Que esa hora sea una hora sagrada. Una hora para ir al gimnasio, para ir a tomar un café con una amiga, para leer un buen libro e incluso estar sola haciendo algo que te gusta o te haga sentir bien.

Cuando tuve a mi hija deje de ir al gimnasio y por cuestiones de tiempo me olvide un poco de mi misma. Eso me dejo muchas cosas negativas como una autoestima baja, inconforme conmigo misma y hasta un poco de depresión que estaba muy escondidito en el fondo de mi corazón. Obviamente trataba de no sentirme así y buscar cosas que me llenaran. Disfrute al máximo cada día junto a mis hijos, dándoles mi tiempo y sobretodo enfocada en el trabajo.

Este año me propuse a dedicarme 1 hora al día. Me metí al gym y voy todos los días a como sea. Es increíble como el ejercicio te da energía y esas endorfinas te cambian por completo el ánimo. Este pequeño ajuste a mi horario me ha permitido encontrarme nuevamente. Me siento llena de vida, alegre, con mucha motivación.

Esta hora no interfiere en nada con el tiempo de mis hijos y el tiempo que le dedico a mi esposo. Soy una mamá más activa y una esposa más atractiva Jeje. Dejemos las excusas a un lado. ¡Si se puede! Somos tan poderosas que podemos lograr todo lo que nos propongamos. Únicamente nos tenemos que levantar y ser perseverantes. Combinemos la motivación con la disciplina y la constancia para ver resultados. Escuché por ahí que la motivación tiene fecha de vencimiento y es por eso que nos tenemos que agarrar duro y buscar esa fuerza de voluntad.

Somos mamás, esposas y trabajadoras, ¡pero nunca nos olvidemos que somos MUJERES! Mujeres fuertes, luchadoras y bellas. Simplemente somos mujeres auténticas, completas e integrales. No está mal pensar en uno mismo. Les aseguro que al ponernos de prioridad todo lo demás estará mejor que antes.

Animo y Fuerza!

“Mujer virtuosa quien la hallará… Porque su estima sobrepasa las piedras preciosas” Prov. 31.10

Rossana

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s