Educar con amor y firmeza. (Disciplina Positiva)

“Un niño que se porta mal es un niño desalentado”.

Rudolf Dreikurs

 

El día miércoles 22 de febrero tuvimos capacitación de maestros en el colegio donde trabajo. Nos acompañó la Lic. Adriana Vargas especialista en Disciplina Positiva en el aula. Me pareció muy interesante el tema y es un método que podemos trabajar  con nuestros estudiantes y con nuestros propios hijos. Es un enfoque que no incluye ni el control excesivo ni la permisividad. Se basa en el respeto mutuo y la colaboración, todo con la intención de enseñar al niño habilidades básicas para la vida.

El modelo educativo conocido como “Disciplina Positiva” está basado en la obra de Alfred Adler y Rudolf Dreikurs. Alfred Adler introduce por primera vez los talleres para padres y profesores ya desde 1920. La disciplina positiva nos ayuda a entender el comportamiento de los niños. Nos enseña a los padres y maestros como dirigirnos ante los comportamientos de los niños de forma positiva, afectiva, pero firme a la vez.

Educar de manera positiva se basa en la comunicación, el amor, el entendimiento y la empatía para disfrutar de las relaciones interpersonales.

Beneficios de la Disciplina Positiva

  1. Ayuda a los niños a tener un sentido de conexión. (Pertenencia y significado).
  2. Es respetuosa y alentadora. (Amable y firme al mismo tiempo).
  3. Es efectiva a largo plazo. (Considera lo que el niño está pensando, sintiendo, aprendiendo y decidiendo acerca de sí mismo y de su mundo y qué hacer en el futuro para sobrevivir o prosperar).
  4. Enseña importantes habilidades sociales y de vida. (Respeto, preocupación por los demás, solución de problemas y cooperación, así como las habilidades para contribuir en su hogar, su escuela o su comunidad).
  5. Invita a los niños a descubrir sus capacidades. (Alienta el uso constructivo del poder personal y la autonomía).

Como padres nos ayuda a tener una mejor relación con nuestros hijos. Una relación basada en el amor y el respeto mutuo. De esta manera los niños sienten una conexión natural que les permite modificar su comportamiento.

Un aspecto fundamental en la disciplina positiva es cambiar la manera en cómo nos dirigimos a los niños por medio de preguntas y no por mandatos autoritarios. Por ejemplo, si un niño debe arreglar su cuarto la manera correcta de dirigirlo sería preguntándole ¿cómo está tu cuarto? ¿Qué podes hacer para que este arreglado? Y no decirle ¡arregla tu cuarto! Esto nos ayuda a darle opciones al niño y que de una manera natural obedezca nuestras instrucciones sin sentirse atacado y frustrado. Es importante destacar que hay niños que se les dificulta seguir instrucciones y es por ellos que debemos de apoyarlos con instrucciones paso a paso y que sobretodo sientan que no están solos y que pueden pedir ayuda.

La comunicación es vital para entablar una buena relación. Debemos enfocarnos en soluciones y no en castigos. Ser firmes y amables significa educar con amor. Es encontrar un balance que permita a los niños sentirse amados y respetados. Les ayuda a enfrentar y resolver problemas y tomar los errores como oportunidades de aprendizaje.

La motivación es básica para poder disciplinar. Invitamos a los niños a descubrir sus capacidades y esto les ayuda a ser más amorosos, sociables y cooperativos. Pero lo más importantes es escucharlos. Que se sientan que los comprendemos y que sabemos lo que sienten.

Y para terminar no olvidemos que somos ejemplo. Nuestros hijos son nuestro reflejo. No les podemos pedir cosas que nosotros no podemos hacer.

Rossana

 

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad. (TDAH)

El día viernes 10 de febrero asistí a una conferencia de la Fundación Universitaria Iberoamericana (FUNIBER) en el hotel Barceló Managua, sobre Trastorno del déficit de atención e hiperactividad en el aula. La ponencia fue impartida por  Mireia Oliva,  Doctora en Psicología Clínica y de la Salud y Máster en Salud Mental y Terapias Psicológicas, por la Universidad de Deusto (España). Quiero compartir con ustedes un poco sobre este tema ya que día a día vemos más casos de TDAH en nuestros niños y jóvenes.

El Trastorno del déficit de atención e hiperactividad TDAH, se trata de un trastorno de carácter neurobiológico originado en la infancia que implica un patrón de déficit de atención, hiperactividad e impulsividad. Es un trastorno con una elevada heredabilidad. La causa es algo incierto hoy en día, pero se le asocia con una serie de condiciones genéticas junto con otros factores ambientales.

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) tiene 3 síntomas nucleares (principales):

– Falta de atención

  1. Tienen dificultad para mantener la atención durante un tiempo prolongado.
  2. Presenta dificultades para finalizar tareas.
  3. Son desorganizado en sus tareas y actividades.
  4. Suelen perder u olvidar objetos.
  5. Se distraen con facilidad.

Hiperactividad

  1. Les cuesta permanecer quieto cuando es necesario.
  2. Hablan en exceso.
  3. Hacen ruidos constantemente, incluso en actividades tranquilas.
  4. Tienen dificultad para relajarse.
  5. Se les dificulta seguir instrucciones.

– Impulsividad

  1. Son impaciente.
  2. Tienen problemas para esperar su turno.
  3. No piensa antes de actuar.
  4. Interrumpe constantemente a los demás.
  5. Tiene respuestas prepotentes: espontáneas y dominantes.

Otros síntomas asociados son la irritabilidad, inseguridad, baja autoestima, poca tolerancia, frustración, fracaso escolar y sensación de fracaso. Debido a la tipología de sus síntomas, provoca un impacto en la vida tanto de las personas que lo padecen como de las personas que lo rodean.

Pero como todo en la vida hay algo positivo, quiero darles la buena noticia. Con un diagnostico establecido por un profesional existen tratamientos tanto psicológico como pedagógico para poder apoyar a los niños y jóvenes que tienen dificultad en el aprendizaje.

¿Cómo podemos apoyar a niños diagnosticados con TDAH?

       Motivar el aprendizaje

  1. Fijarse en el esfuerzo no en las calificaciones.
  2. Crear, guiar y orientar un habito de estudio.
  3. Estimular las habilidades naturales.
  4. Mantener contacto estrecho los padres y maestros y fomentar una relación positiva.

Incremento de las conductas deseables

  1. Felicitar por sus logros.
  2. Mas motivación y menos castigos.
  3. No prestar atención a comportamientos inadecuados y resaltar cuando haga algo positivo.

Aspectos psicopedagógicos

  1. Simplificar las reglas.
  2. Ayudar a los niños hacer las cosas paso a paso.
  3. Asegurarse que ha entendido las instrucciones.
  4. Utilización de puntos sencillos y enseñarles a ser organizado.
  5. Crear rutina, agenda y horarios.

 A los padres de familia que tiene hijos diagnosticados con TDAH tienen que primeramente sentirse bendecidos por ser padres. Aunque el proceso es algo complicado y muchas veces se lleguen a sentir frustrados o preocupados quiero decirles que cada niño es valioso y que tienen cualidades increíbles. Los niños que presentan TDAH son sumamente cariñosos, sensibles, afectivos y con mucha necesidad de sentirse amados. Es por ello que debemos ser ejemplo, modelarles y explicarles las cosas con amor. Es fundamental fomentar habilidades sociales y enfocarnos exclusivamente en la autoestima para que puedan superar cualquier obstáculo que se les presente.

A los docentes que se encuentran en sus aulas de clases con niños con un diagnóstico de TDAH u otra deficiencia en el aprendizaje les invito a no bajar la guardia. A priorizar entre la parte académica que tarde o temprano aprenderán y enfatizarnos en la parte socioemocional. Como maestras debemos agotar todas las posibilidades, si una estrategia no funciona buscamos otra. En nuestras manos está el futuro de estos niños y es nuestra obligación sacarlos adelante. No es fácil, pero es nuestro reto y por algo escogimos ser maestros.

Es momento que tomemos conciencia, que nos pongamos en los zapatos de los demás y dejemos de etiquetar y excluir a las personas que tienen alguna dificultad. Todo somos seres humanos y merecemos ser tratados y respetados por igual. Muchas veces nos quejamos de nuestro país, de nuestra sociedad, pero no aportamos nada. Es hora de quejarnos menos y trabajar más para el bien común.

manos

Rossana

Actividades divertidas para los niños en el mes del amor y la amistad.

Febrero es uno de mis meses favoritos. Está lleno de amor, regalitos, detalles y mucha inspiración. Aunque celebramos el amor y la amistad un 14 de febrero deberíamos hacerlo todos los días.

Debemos involucrar a los niños en esta fecha especial y darle un giro de 360 grados. Recordándoles lo bello que es amar y el valioso regalo de la amistad.

En mi clase les hice un área de cartas donde mis pequeños escritores se inspiran escribiendo, dibujando y decorando cartas a sus amiguitos. Además de desarrollar la motora fina y la creatividad ellos comienzan a valorar a los amigos y sentirse feliz de compartir y socializar.image

También hice un árbol especial que decoramos. Colgamos adornos y cartas hechas por ellos. El árbol lo llamamos The  loving tree. Quedo demasiado bello y mis niños estaban felices al ver sus creaciones en exposicion.

image

En esta fecha aprovecho para hacer manualidades alusivas a San Valentín donde los niños disfrutan haciendo y aprendiendo.

En casa también podemos realizar actividades con nuestros hijos que les ayude a fortalecer la motora fina y sobretodo pasar un momento lleno de amor y creatividad con ellos. Podemos preparar pequeños regalitos para las maestras, para los amigos y para la familia. Que esta fecha sea una fecha de dar con alegría. 

Cocinar con los pequeños es otra opción linda en estas fechas. Podemos decorar sándwiches en forma de corazón, hacer cupcakes, decorar frutas y galletas.

videas

Pero lo más importante es enseñarles a nuestros hijos que la amistad es un regalo valioso que debemos cuidar. Debemos ser respetuosos, solidarios y practicar la empatía para que vivamos en un mundo mejor.

v1

Feliz día del amor y la amistad!

xoxo,

Rossana

 

Una mamá Integral

Ser mamá es la mayor bendición que podemos tener las mujeres. Requiere de mucho amor, entrega y sacrificio. Una mamá integral es aquella que se entrega sin pedir nada a cambio y encuentra el balance perfecto entre ser mamá y ser mujer. Muchas veces nos olvidamos de nosotras mismas y nos ponemos de último lugar en nuestra escala de prioridades. ¡Grave error!

En mi experiencia como mamá de dos, me he dado cuenta que la estabilidad emocional de los hijos depende en gran parte en cómo nos sentimos. Por eso se dice que la mamá es el motor de la familia. Si el motor de un vehículo no funciona, el resto del vehículo se apaga y queda fuera de servicio. De igual manera sucede con nosotras. No nos sintamos mal por dedicarnos una hora al día. Que esa hora sea una hora sagrada. Una hora para ir al gimnasio, para ir a tomar un café con una amiga, para leer un buen libro e incluso estar sola haciendo algo que te gusta o te haga sentir bien.

Cuando tuve a mi hija deje de ir al gimnasio y por cuestiones de tiempo me olvide un poco de mi misma. Eso me dejo muchas cosas negativas como una autoestima baja, inconforme conmigo misma y hasta un poco de depresión que estaba muy escondidito en el fondo de mi corazón. Obviamente trataba de no sentirme así y buscar cosas que me llenaran. Disfrute al máximo cada día junto a mis hijos, dándoles mi tiempo y sobretodo enfocada en el trabajo.

Este año me propuse a dedicarme 1 hora al día. Me metí al gym y voy todos los días a como sea. Es increíble como el ejercicio te da energía y esas endorfinas te cambian por completo el ánimo. Este pequeño ajuste a mi horario me ha permitido encontrarme nuevamente. Me siento llena de vida, alegre, con mucha motivación.

Esta hora no interfiere en nada con el tiempo de mis hijos y el tiempo que le dedico a mi esposo. Soy una mamá más activa y una esposa más atractiva Jeje. Dejemos las excusas a un lado. ¡Si se puede! Somos tan poderosas que podemos lograr todo lo que nos propongamos. Únicamente nos tenemos que levantar y ser perseverantes. Combinemos la motivación con la disciplina y la constancia para ver resultados. Escuché por ahí que la motivación tiene fecha de vencimiento y es por eso que nos tenemos que agarrar duro y buscar esa fuerza de voluntad.

Somos mamás, esposas y trabajadoras, ¡pero nunca nos olvidemos que somos MUJERES! Mujeres fuertes, luchadoras y bellas. Simplemente somos mujeres auténticas, completas e integrales. No está mal pensar en uno mismo. Les aseguro que al ponernos de prioridad todo lo demás estará mejor que antes.

Animo y Fuerza!

“Mujer virtuosa quien la hallará… Porque su estima sobrepasa las piedras preciosas” Prov. 31.10

Rossana

image