Noviembre, un mes para dar gracias.

g2Si nos detenemos un segundo y congelamos el tiempo, podemos admirar lo bello de la vida. Muchas veces por el afán del día a día, la rutina, el trabajo, el estrés y los problemas nos olvidamos de dar gracias.

Desde abrir los ojos en la mañana y despertar con la persona que amas o incluso admirar ese rayito de luz que entra por la ventana. Levantarse y oler ese aire fresco es razón para dar gracias.

Gracias por un nuevo día, por una nueva oportunidad, por una lección que aprender y una vida que impactar.

Dar gracias por la familia, los amigos, por ese consejo que te dieron o por una simple sonrisa que te alegró el día.

Gracias por la salud, por la fé, por la esperanza y la libertad. Gracias porque tenemos libre albedrio y escogemos el rumbo de nuestras vidas.

Gracias por lo perfecto y lo imperfecto. Por lo que tenemos y por lo que no tenemos. Gracias por que somos únicos e irrepetibles.

Demos gracias por los niños que son la alegría del mundo, gracias por los ancianos que son el mejor ejemplo, gracias por las madres y padres. Gracias por los que creen y por lo que creerán.

Demos gracias por el doctor, por el maestro, el bombero, por el agricultor, por el carpintero, las domesticas, el mecánico, el empresario y el pintor.

Gracias por los que están, por los que estuvieron y por los que vendrán. Gracias por la vida, por el amor y por el dolor. Gracias porque cada día es una victoria ganada.

Gracias por el perdón. Gracias por el arrepentimiento y la convicción. Gracias por el tiempo, la espera, la motivación. Gracias por las ganas, el deseo y la perseverancia. Por la disciplina y la disposición. Gracias por la inteligencia, la sabiduría y la certeza. Gracias por la bondad, la humildad y la sinceridad. Gracias por los que practican la verdad. Por la justicia y la dignidad.

Gracias por la alegría, la felicidad, las risas, los viajes, los paisajes, los colores. Gracias por una buena conversación, por un chiste, por una palabra, un hola y un adiós. Gracias por un te quiero, gracias por los besos, los abrazos y un amor verdadero. Gracias por un suspiro, una mirada. Gracias por un instante, un momento.

Gracias por el trabajo, por los sueños y las ideas. Gracias por el arte la música y la canción.

Gracias por que hay mil razones para dar gracias. Gracias y mil veces gracias…

Rossana

graciaas